Publicidad que emociona (3).

Vaya por delante que somos incapaces de ver este anuncio sin que se nos erice la piel y se nos encoja el estómago. Pero merece la pena. Por ello queremos compartirlo con vosotros como claro ejemplo de publicidad que emociona. Aquí lo tenéis:

¿Qué os ha parecido?

La cadena de supermercados alemana Edeka consiguió emocionar a medio país – y a buena parte del resto del mundo-  con la historia de este abuelo que finge su muerte como último recurso para intentar reunir a sus seres queridos. El vídeo se volvió viral, superó los 100 millones de reproducciones y se convirtió a posteriori en una campaña específica para combatir el abandono de las personas mayores.

Un claro ejemplo de publicidad en la que la emoción actúa como impulsora del mensaje. Bravo.

2 comentarios en “Publicidad que emociona (3).

Dejar una Respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Puede utilizar estos atributos y etiquetas HTML:

<a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <s> <strike> <strong>