¿Dónde pongo el ojo pongo la bala?

Como ya habéis visto, somos apasionados de la (buena) publicidad. Hoy, recuperamos un anuncio fantástico, de hace 9 años:


¿Lo habéis saboreado? La empresa anunciante, Danier Leather, firma canadiense especializada en prendas exteriores de piel, apelaba al humor y a la complicidad de las consumidoras potenciales con la chica protagonista, esperando que se fijaran en su elegante abrigo de piel.
Centrémonos en la historia. Desde el punto de vista de la seducción, es un apoteósico ejemplo de “mala puntería”. El seductor “profesional”, demasiado convencido de sus encantos, fracasa. Por mucho que uno sea atractivo, la prepotencia no suele ser una buena aliada…
Es un divertido ejemplo de “cazador cazado”, con previsible desenlace “tragicómico” … Como se ve al final del anuncio, el slogan de Danier Leather era “Feel the difference”. Sin duda, el cazador cazado va a sentir la diferencia, concretamente, entre lo que él espera y lo que va a recibir… Su expectativa va a caer en picado en milésimas de segundo… Su disparo ha errado.
Ironías del destino, la empresa anunciante ahora está moribunda también por “mala puntería”. Fundada en 1972, Danier Leather vivió varias décadas de éxito, llegando a tener cerca de un centenar de tiendas en Canadá. Sin embargo, lamentablemente, en los últimos años, le ocurrió lo mismo que al seductor fracasado del anuncio: le falló la puntería. Por un lado, decidieron variar su target habitual, dirigiéndose hacia consumidores más jóvenes de lo habitual, demasiado jóvenes para su producto… Y, por otro, no supieron “leer” a tiempo las nuevas tendencias en ropa de abrigo. Como en muchos otros sitios, en Canadá, se puso de moda la parka inflada (“puffy parka”) y, en general, la ropa exterior de plumón y de otros materiales sintéticos, en detrimento de los abrigos y chaquetas de piel. Para colmo, el frío de los últimos dos inviernos en América del Norte agravó la caída de ventas de las prendas de piel. Daniel Leather, tras intentar encontrar sin éxito compradores de la compañía, se ha declarado recientemente insolvente y está en fase de liquidación. Un triste final que estropea, pero no empaña completamente sus años de éxito y sus aciertos en publicidad.
En el marketing y en la venta, hay que estar permanentemente estudiando el mercado y los consumidores, para conocer sus gustos y necesidades (cambiantes). Y, a partir de ahí, hay que saber apuntar bien a la hora de elegir al público objetivo. Si no, pasa lo que pasa….

2 comentarios en “¿Dónde pongo el ojo pongo la bala?

Dejar una Respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Puede utilizar estos atributos y etiquetas HTML:

<a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <s> <strike> <strong>